A navajazos y garrotazos pelearon por un celular

Héctor Miranda