A mentadas, golpes y patadas se enfrentó a los ministeriales

Héctor Miranda