A hachazos destrozaron auto robado para venderlo como chatarra

Héctor Miranda