Como los vinos…Laetitia Casta reloaded

Laetitia sigue en una forma inmejorable aunque tiene claro que ya tiene una sustituta que sabrá continuar con el legado de la espectacular gala, su hermana pequeña, Marie-Ange. "Ella es el futuro", cuenta muy convencida.

Laetitia sigue en una forma inmejorable aunque tiene claro que ya tiene una sustituta que sabrá continuar con el legado de la espectacular gala, su hermana pequeña, Marie-Ange. "Ella es el futuro", cuenta muy convencida.

NUEVA YORK, 23 de marzo.- Musa inconfudible de los franceses, la modelo Laetitia Casta premia al mundo de la moda con un regreso ansiando por años. Con una imagen más madura, pero sin haber perdido un ápice de su encanto, la modelo demuestra por qué ha sido y sigue siendo una de las más grandes.

Retoma su agenda por partida doble. “Siempre pongo la misma pasión en las dos empresas. No soy una actriz que interprete el papel de modelo”, comenta en una entrevista a la edición española de la revista ‘Vogue’. Aunque por encima de todo, no descuida su papel como mámá, por eso afirma: “Ser mujer, madre, actriz y modelo forman parte de un todo. No podría vivir sin ninguno de esos aspectos de mi vida”.

En Francia es todo un referente nacional, algo de lo que asegura estar “orgullosa” aunque comenta que para ella el físico es “complementario al de, por ejemplo, François Hardy, que representa el lado intelectual de la belleza francesa.

Poco o muy poco ha trascendido de su vida privada. Tan solo que hoy por hoy sigue felizmente casada con el actor italiano Stefano Arcosi, padre de sus dos últimas criaturas, Orlando y Athenea.

Pero sin duda el hombre que ha marcado de por vida la vida de esta modelo no es otro que el que la encumbró como musa: Yves Saint Laurent. El diseñador la descubrió a la tierna edad de 15 años y aunque no tenía una escuálida figura y su silueta no se adaptaba a su prendas, el modisto lo tenía claro: Había encontrado en ella su gran inspiración femenina. “Era demasiado bajita, demasiado curvilínea. No daba el tipo para ser modelo de Yves, pero él se acercó y me dijo: ‘Eres preciosa. Te quiero'”, recuerda Laetitia.

Ambos tuvieron una relación profesional envidiable ya que según asegura la modelo, “nos complementábamos el uno al otro”.

Casta recuerda al genio francés con mucho cariño y revive algunas de las conversaciones que tuvieron. “Me contaba que no le gustaban las modelos. ‘¡Estando rodeado de ellas!’, pensaba yo. Pero luego comprendí que lo que quería decir es que le gustaban las mujeres de verdad, mujeres con carácter, mujeres con corazón… Me hizo entender que él veía en mí algo más que mi físico. Nos complementábamos el uno al otro. ‘Un día serás actriz, ya lo verás’, me decía. ¡Lo supo antes que nadie!”, relata Casta.

Laetitia sigue en una forma inmejorable aunque tiene claro que ya tiene una sustituta que sabrá continuar con el legado de la espectacular gala, su hermana pequeña, Marie-Ange. “Ella es el futuro”, cuenta muy convencida.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.