El Vaticano acepta la renuncia de Onésimo Cepeda

Héctor Miranda