Una oración americana por el Rey Lagarto

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!