Semprún, tan lleno de optimismo…

Héctor Miranda