Pero sigue siendo el rey

Héctor Miranda