Personajes

Actualidad sobre personalidades de la península.

RANDOM: la importancia de una vida llena de ritmo.

RANDOM: la importancia de una vida llena de ritmo.

Originario de Atoyac Álvarez, Estado de Guerrero pero radicado hace tiempo atrás en la ciudad de La Paz Random ha vivido la experiencia del barrio, la vida lo ha nutrido de vivencias que lo han conformado como el luchador que es ahora.

Puro Kash, puro efectivo

Puro Kash, puro efectivo

Originario de Isla de Cedros, Baja California pero radicado en La Paz B.C. Sur desde corta edad Andrés Pérez Solórzano es uno de los exponentes del RAP que ha logrado literalmente cruzar fronteras. “A los once años empecé a escuchar Eminem, sus líricas y beats me hacían sentir identificado” .

Sus quince años sobre las olas

Sus quince años sobre las olas

El puerto de La Paz; lugar de especial atractivo por la belleza de sus paisajes, la tranquilidad y amabilidad de sus habitantes atrae miles de turistas cada año. Uno de los negocios destinados a este sector, son aquellos –que desde hace tiempo atrás- se dedican a los paseos en lancha por la Bahía de La Paz.

Vamos anca El Killiki

Vamos anca El Killiki

El primer expendio de cerveza que hubo en la ciudad de La Paz “El Killiki” -llamado así por el apodo de su dueño- se encuentra ubicado en las calles de Belisario Domínguez y Constitución; construcción que data del año de 1935 y guarda en su fachada el estilo típico de las casas antiguas de la ciudad. “Mi mamá se vino del Pescadero en 1935, y aquí mismo nací yo y aquí me quedaré por siempre.”

Los peseros, microuniversos sobre cuatro ruedas

Los peseros, microuniversos sobre cuatro ruedas

El transporte público de la Ciudad de La Paz es el reflejo de la ciudadanía que día a día sale a las calles a vencer el cansancio de las jornadas de trabajo o el horario de escuela. Las diferentes rutas que encontramos se dividen en sitios “Pacífíco”, “Calafia” y en sus asientos transportan a la clase obrera y estudiantil. Los autobuses que se utilizan como urbanos son desechos de transportes de las escuelas norteamericanas, así que letreros como “Don´t stand while the bus is in motion” son acompañados por otros que dice: “No hay amor más puro y sincero que el del chofer de un pesero”. Además de transportar a diferentes sitios, el transporte sirve además como punto de reunión y hervidero de la vox populi, ya que entre los pasajeros se comentan noticias actuales o chismes del barrio.

Hotel Yeneka, un lugar fuera de serie

Hotel Yeneka, un lugar fuera de serie

El hotel Yeneka, fundado en el año de 1953 por la familia Macias, ha sido refugio para visitantes tanto extranjeros como nacionales que atraidos por el concepto reformado en el año de 1994 por su actual dueño -Miguel Macias- conjuntando la creatividad y recolección de objetos peculiares y algunos más diseñados por el señor Macías forman un parentésis dentro de los cánones de imagen turística que se han implantado en la ciudad. Con habitaciones con temas únicos y ambientación que crea el clima perfecto para que el cliente se siente -mejor que en su propia casa- como dice el personajazo propietario del hotel, YENEKA ha sido rezagado por las guías turísticas y por los mismo taxistas, ya que en las guías nacionales no es mencionado a diferencia de las europeas donde goza de prestigio y recomendación por parte de los huéspedes que llegan y se quedan asombrados por la tarifa que se maneja “lo que el cliente quiera pagar” y por el arsenal de reliquias que adornan las instalaciones.

Bolería “El Centro” , centro de reunión

El “Jardín Velasco” del centro histórico de La Paz es el punto de reunión para los vecinos del lugar. En él se encuentran las tradicionales bolerías que junto a las palomas, el kiosko y la fuente crean un paisaje clásico propio de una ciudad de provincia. La bolería “El Centro” es una de las pioneras en el negocio, con diez años de antigüedad ha recibidos en sus asientos tanto a niños como adultos mayores, trabajadores de gobierno y de las oficinas aledañas a la plaza que llegan a dar una “boleadita” a sus zapatos mientras conversan sobre los hechos de actualidad o leen el periódico. Seis trabajadores son los encargados de aplicar las técnicas del oficio de bolear. Los pasos para bolear son: lavar el zapato con agua y jabón, seguido se unta grasa especial y finalmente para dar brillo se prende una mechita que se pasea por toda la estructura del zapato. Cuenta Rubén Mora -trabajador de “El Centro”- que muchas son las anecdótas que ha vivido en su trabajo, como haberle quemado los “primeros pelitos de la pierna” a un adolescente o manchar los calcetines de algunos clientes. El horario de trabajo es de ocho de la mañana a ocho de la noche, dividiendo la jornada entre los seis ayudantes.

La Misión nocturna de La Paz

Cae la noche y el ajetreo del día culmina. Se abre paso la sangre nocturna de la ciudad para vislumbrar el portal a esa realidad que se encuentra pasando el umbral de humo. Hemos llegado a uno de los bares más antiguos de La Paz “La Misión”. Guerrero vencedor de las batallas con el tiempo y las malas rachas. Entramos por el pasillo decorado con un mural que muestra la “vida costeña”. Adentro se percibe la calma de la libertad y el anonimato. Aquí todos los clientes entramos en una especie de sistema comunista; somos iguales ante la barra y la mesa de billar, no importa si eres hijo de tal o trabajas para este otro, aquí somos moldeados a una sola forma que no permite inmiscuirnos o juzgar los asuntos de los otros clientes.

Héctor Miranda