Mario Rey, de las pistas a las tablas

Héctor Miranda