Los caballeros las prefieren rubias…

Héctor Miranda