La plástica desmitificadora de Víctor Cerecer

Héctor Miranda