Fernando Muciño y su gusto por formar pequeños juglares

Héctor Miranda