El Curra, última parada de una noche ajetreada

Héctor Miranda