Cuatro años sin Michael
Michael Jackson
Para conmemorar el cuarto aniversario luctuoso del ‘Rey del Pop’, el Museo Madame Tussauds exhibe cuatro figuras de cera de Michael Jackson.

CIUDAD DE MÉXICO.- Cantaba como un pequeño, pero bailaba como los grandes, era Michael Jackson, el artista que justo hace cuatro años se convirtió en leyenda al dejar la existencia terrenal para pasar al olimpo musical, siendo posiblemente el mejor bailarín, y de hecho el más famoso, de todos los tiempos.

Cincuentón excéntrico, inconforme con su físico y encarnación del síndrome de Peter Pan, Jacko, como también se le conoció al cantante y bailarín desde sus años mozos con The Jackson 5 ya auguraba ser una gloria artística surgida del sello Motown y padecer un infierno personal en su Rancho Neverland por tantos traumas heredados de su fugaz infancia, acortada por la codicia de su padre-mánager Joe.

Pero a la media centuria de su vida, el 25 de junio de 2009 al llamado Rey del Pop le tocó “bailar con la más fea” y su retorno por el trono y cetro perdidos quedaron truncados por un cóctel de propofol y la incapacidad de su médico Conrad Murray.

Dos meses sin sueño

Jackson murió mientras se preparaba para establecer un récord mundial con la gira más exitosa de todos los tiempos, pero sin saberlo, según trascendió, también fijó otro récord que lo llevó a su muerte.

Y es que puede ser el único ser humano que ha estado dos meses sin experimentar sueño REM (movimientos oculares rápidos), que es clave para mantener el cerebro y el cuerpo vivos.

Las 60 noches de infusiones de propofol que el doctor Murray afirmó haberle administrado a Jackson para tratar su insomnio es algo que, según un experto en sueño, nadie jamás había experimentado.

El propofol interrumpe el ciclo normal del sueño y no ofrece sueño REM, sin embargo, deja al paciente con una sensacipon de descanso, como si hubiera experimentado sueño verdadero, de acuerdo al doctor Charles Cseisler, un experto en sueño de la Escuela de Medicina de Harvard que testificó en el juicio por homicidio culposo que lleva adelante la promotora de conciertos AEG LIVE.

Si el cantante no hubiera muerto el 25 de junio de 2009, producto de una sobredosis del anestésico quirúrgico, la falta de sueño REM podría haberle quitado la vida de todos modos, señaló un dictamen de Czeisler.

¡Comparte!

* * *