Cuando La revolución no se lleva en los labios…

Héctor Miranda