Bobby García, entregado al oficio para ser libre
Bobby García ha escrito ocho libros, entre ellos tres novelas, poemarios y libros de cuentos, lo que da pauta para pensar que no es necesario el gobierno para realizar publicaciones de calidad, es necesaria la insistencia y saberse capaz, buscar recursos por otras vías.
Bobby García ha escrito ocho libros, entre ellos tres novelas, poemarios y libros de cuentos, lo que da pauta para pensar que no es necesario el gobierno para realizar publicaciones de calidad, es necesaria la insistencia y saberse capaz, buscar recursos por otras vías.

Nadando a contracorriente, pero seguro de Ítaca, Bobby García continúa escribiendo y publicando de manera independiente. En esta ocasión, sentado en el atrio de la Unidad Cultural Profesor Jesús Castro Agúndez, entre las bibliotecas y la galería de arte, ofrecía “La Ciudad del Canal”, su nueva novela, y no tuvo poco éxito, la gente se acercaba, él firmaba sus libros y hablaba con los amigos, de la talla de Edmundo Lizardi y Eligio Moisés Coronado.

“La Ciudad del Canal” discurre entre los años cincuenta y finales de los setenta, narrando cómo surge Guerrero Negro sobre el desierto helado, gracias a la creación de la Empresa Exportadora de Sal. El surgimiento de un pueblo en medio de la nada, alrededor de una industria, como muchos pueblos latinoamericanos que genéricamente podrían ser llamados Macondo.

“Del canal para allá surgió el pueblo, que los trabajadores le llamaban la colonia americana y eran las casas de la empresa, las carpas y esas cosas. Y para acá, era el vil desierto, nada para el sureste y todo para el suroeste, que era la empresa. Entonces, sin darse cuenta la empresa, el desierto se fue poblando. De eso habla la novela, de tres ciudades: la Ciudad del Canal, que es la que surge de la empresa; la Ciudad de Arena, que es la que se llenó de colonias; y la Ciudad de Cemento, que es la ciudad disque modernista, en donde nace FOVISSSTE, INFONAVIT”, comenta García.

Se mantiene en la línea independiente porque “el gobierno tiene una política muy cerrada […] me gusta más ser independiente porque no me circunscribo a ningún cartabón disque cultural, sino que es mi mundo y yo lo hago como quiero”. Vende sus libros según te ve, cien pesos si tienes buenos zapatos, cincuenta si se nota que eres raza y doscientos a los políticos, por dar un ejemplo.

Bobby García ha escrito ocho libros, entre ellos tres novelas, poemarios y libros de cuentos, lo que da pauta para pensar que no es necesario el gobierno para realizar publicaciones de calidad, es necesaria la insistencia y saberse capaz, buscar recursos por otras vías. De la misma manera, habló de los periodistas chayoteros, pues también conoce el trabajo del reportero. “A los escritores que hacen mil esfuerzos por publicar y que batallan muchísimo y que no están protegidos por el monstruo del gobierno, yo los sigo invitando a que sigan escribiendo y a que sean tercos y tercos […] y a los periodistas que escriben y que batallan mucho, pues yo los invito a que no se dejen mangonear y que es preferible estar en tu casa, hacer unas hojitas y hacer literatura como yo hago, a tener que plegarse a los intereses del gobierno y transformarse en los clásicos buscadores de dinero con los funcionarios”.

Finalmente recordó a los escritores ocultos que la revolución nace de la literatura, por lo que no deben desanimarse si no obtienen aceptación inmediata (quizá jamás la tengan en vida), lo es importante es olvidarse de la idea y entregarse al oficio para ser libre.

http://www.youtube.com/watch?v=k-pvLL8EBgA

¡Comparte!

* * *