Sobrevivientes de un centro que se niega a morir

Héctor Miranda