Sobrevivientes de un centro que se niega a morir
La señora María Acela Anzaldo es propietaria de la “Tienda Carlitos”  ella ha experimentado el “desarrollo” que nuestra ciudad ha tenido desde hace 8 años atrás.
La señora María Acela Anzaldo es propietaria de la “Tienda Carlitos” ella ha experimentado el “desarrollo” que nuestra ciudad ha tenido desde hace 8 años atrás.

PRIMERA PARTE / El centro histórico de nuestra ciudad conserva los sobrevivientes del comercio local que fue avasallado en el año 2002 con la entrada de cadenas comerciales provenientes del interior de la República y que vinieron a descentralizar la antigua La Paz.

El brusco desarrollo que se inició al lado norte de la ciudad fue una especie de “fumigante” para los comerciantes establecidos en el ahora “Centro histórico” pues no sólo se abrieron comercios; el propio personal del ayuntamiento cambió sus instalaciones en el mismo rumbo de las nuevas tiendas, con lo cual el flujo de gente y de dinero se trasladó al “nuevo centro”.

La señora María Acela Anzaldo es propietaria de la “Tienda Carlitos”  ella ha experimentado el “desarrollo” que nuestra ciudad ha tenido desde hace 8 años atrás.

Cuenta la historia de esta tienda de ropa infantil. “Mi padre la abrió en el año de 1964, estábamos en lo que ahora es “La Armenta” pero nos cambiamos cinco años después aquí… mi padre compró el terreno y construyó…” La tienda tenía muchos clientes, pues era la única que ofrecía ropa para recién nacido además de “ropa para casa” -como dice la señora María- manteles, toallas entre otros. Recuerda con nostalgia cómo había personas que venían de municipios aledaños exclusivamente a comprar ropa que importaban de Estados Unidos, lo cual ayudaba a “Tienda Carlitos” a ser un negocio próspero que permitía tener su nómina a seis empleados que no se daban abasto.

La historia cambió y se vino la caída.  “Todo se llevaron de aquí…nosotros aquí estamos establecidos…ellos no, ese dinero sale de aquí, no queda en la ciudad… todas esas tiendas grandes que pusieron son sucursales de otras partes”, menciona la señora María, quien además se queja del gobierno que ha olvidado al centro y no ha apostado por una reactivación y les sigue cobrando impuestos altos a pesar de la baja que vive actualmente el comercio local. (fotos de Izhar Gómez)

 [nggallery id=82]

¡Comparte!

* * *