Si no vamos a la Sierra de la Laguna, entonces que la Sierra venga a nosotros…

Héctor Miranda