Se quedan Bibi y Eduardo sin chamba en Azteca

Héctor Miranda