Pau, más española, embarazada y burra que nunca

Héctor Miranda