La Pau, casi una señora de las 4 décadas

Héctor Miranda