Kalimba, en terapia sicológica tras salir de prisión
Sus miedos han aumentado después de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos formulara esta semana una recomendación al gobierno de Quintana Roo en dónde se pide “iniciar procesos administrativos contra el procurador Francisco Alor Quezada y personal de la dependencia por irregularidades evidentes en el proceso de investigación a Kalimba”.
Sus miedos han aumentado después de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos formulara esta semana una recomendación al gobierno de Quintana Roo en dónde se pide “iniciar procesos administrativos contra el procurador Francisco Alor Quezada y personal de la dependencia por irregularidades evidentes en el proceso de investigación a Kalimba”.

Si alguien se encuentra verdaderamente arrepentido de haber tenido una noche de copas una noche loca es el cantante Kalimba, quien está en un tratamiento psicológico, como consecuencia de su estancia en prisión, así se informó en  «Fórmula Notas».

Y es que el temor de Kalimba de ser privado de su libertad nuevamente ha causado estragos en el cantante, ya que, se dice que su miedo es tal, que la ansiedad le impide dormir por lo que ha tenido que seguir un tratamiento psiquiátrico.

Su estado de salud preocupa a muchos ya que una fuerte depresión podría terminar en suicidio.

Sus miedos han aumentado después de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos formulara esta semana una recomendación al gobierno de Quintana Roo en dónde se pide “iniciar procesos administrativos contra el procurador Francisco Alor Quezada y personal de la dependencia por irregularidades evidentes en el proceso de investigación a Kalimba”.

Así mismo, solicitó al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial Estatal “investigar seriamente la conducta del juez segundo Penal, Daniel Farah Godoy, quien dictó auto de libertad a Kalimba y pasó por alto las irregularidades del proceso”.

Por lo que el gobernador Félix González Canto, afirmó este lunes que acatará la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Las secuelas de los actos de Kalimba no parecen terminar y así quién lo puede culpar de seguir viviendo en un estado de absoluto miedo. ¿Creen que el cantante vuelva a verse cara a cara con un juez?

Si alguien se encuentra verdaderamente arrepentido de haber tenido una noche de copas una noche loca es el cantante Kalimba, quien está en un tratamiento psicológico, como consecuencia de su estancia en prisión, así se informó en  «Fórmula Notas».

Y es que el temor de Kalimba de ser privado de su libertad nuevamente ha causado estragos en el cantante, ya que, se dice que su miedo es tal, que la ansiedad le impide dormir por lo que ha tenido que seguir un tratamiento psiquiátrico.

Su estado de salud preocupa a muchos ya que una fuerte depresión podría terminar en suicidio.

Sus miedos han aumentado después de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos formulara esta semana una recomendación al gobierno de Quintana Roo en dónde se pide “iniciar procesos administrativos contra el procurador Francisco Alor Quezada y personal de la dependencia por irregularidades evidentes en el proceso de investigación a Kalimba”.

Así mismo, solicitó al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial Estatal “investigar seriamente la conducta del juez segundo Penal, Daniel Farah Godoy, quien dictó auto de libertad a Kalimba y pasó por alto las irregularidades del proceso”.

Por lo que el gobernador Félix González Canto, afirmó este lunes que acatará la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Las secuelas de los actos de Kalimba no parecen terminar y así quién lo puede culpar de seguir viviendo en un estado de absoluto miedo. ¿Creen que el cantante vuelva a verse cara a cara con un juez?

¡Comparte!

* * *