Julia Orayen, es tímida para desnudarse
La modelo argentina, famosa por ser la edecán en el primer debate presidencial, no puede ocultar el nerviosismo que le provoca la sesión fotográfica.
La modelo argentina, famosa por ser la edecán en el primer debate presidencial, no puede ocultar el nerviosismo que le provoca la sesión fotográfica.

La modelo y conductora de televisión argentina, Julia Orayen, famosa a partir del primer debate de candidatos a la presidencia, destacó que a pesar de haberse desnudado por segunda ocasión para una revista de caballeros, no pudo ocultar el nerviosismo que le provocó la sesión fotográfica.

En entrevista, luego de presentar la portada de julio, en la que no deja nada a la imaginación, Orayen explicó que mientras su cuerpo le dé a ganar dinero, seguirá haciendo uso de él, aunque no es la prioridad en su carrera.

“Yo creo que alguna cualidad me han de ver los empresarios y los medios de comunicación que me buscan”, explicó.

La modelo subrayó que su preparación y carrera no surgió a partir de que se vuelve un escándalo mediático, sino desde hace 15 años en que tomó clases de actuación.

“Cada persona ve algo diferente en mi persona, pero quiero dejar en claro que yo estoy preparada, y que tengo proyectos de trabajo, a diferencia de otros que tienen preparación y no tienen nada”, expresó.

Sobre sus expectativas de crecimiento en el cine, especialmente si su visión es buscar Hollywood, Orayen subrayó: “Si lo que dices es buscar el cine, claro que sí, pero para eso necesito prepararme más, porque no se hace en dos días, tengo que volver a tomar clases de actuación”.

De la misma forma, Orayen explicó que sus conocimientos y gusto por la escritura, es más de consumo personal, que la necesidad de publicar algo sobre ella misma.

“Yo no tengo que aclarar quién es Julia y qué he estudiado, el que no sepa que tengo 15 años de trabajar en el modelaje y la actuación, que revise mi historial”, aseguró.

Explicó que en esta segunda ocasión desnudarse fue dificil y a la vez divertido: “Me siento orgullosa de haber hecho este trabajo, porque el equipo de producción que me rodeó fue el mismo, que la primera vez y eso me devolvió la calma”.

Subrayó que lo más importante de la revista no es tanto el cuerpo de quién posa, sino el punto artístico que tiene la sesión fotográfica.

Expresó que si muchos pueden vivir de lo que produce su mente, también algunos subsisten de lo que les da su cuerpo o su espíritu “y yo he desarrollado los tres, he vivido de lo que produce mi cuerpo desde el yoga”.

Dijo que no le preocupa que la edición se venda por morbosidad, porque para ella hay quienes la compran por el aspecto artístico: “El morbo está en todas partes, te puede ver tu vecina o vecino con morbo y eso no me afecta en lo más mínimo, la verdad nunca me han molestado en la calle”.

Orayen reconoció que en esta ocasión posar desnuda fue más que una fantasía erótica, que se hizo realidad: “Yo he sido fantasía de mis parejas, pero no de la gente, porque cuando te conoce se cohibe”.

Informó que la subasta del vestido blanco con el que apareció como edecán en el primer debate presidencial, en breve se expondrá: “Aun no platico con Gustavo Larios sobre ello, pero el dinero que se genere será para los animales en riesgo”, ello por su compromiso social con el reino animal.

Julia Orayen señaló que valora más la admiración que las mujeres sienten por ella, que la que pueden expresarle los hombres, toda vez que la naturaleza de las mujeres es competir entre ellas mismas.

“No sé si me tiren la onda las mujeres, yo lo tomo como un cumplido y creo que es 40 veces más valioso el piropo de una mujer, sobre todo porque somos más perfeccionistas”, comentó.

Anunció que en agosto próximo habrá una sorpresa para trabajar en la televisión, además de unas propuestas de teatro y de cine: “No puedo decir en cuál televisora, pero pronto me verán en alguna de ellas”.

¡Comparte!

* * *