Investigador de la UABCS habla sobre los peculiares sonidos que emiten estos imponentes mamíferos marinos.

El misterioso cantar de las ballenas

La Paz, Baja California Sur.- Diversas investigaciones se han hecho sobre el modo de vida de las ballenas, sin embargo, algo que ha sido poco estudiado pero que llama mucho la atención, es el canto que producen estas especies.

De acuerdo con el profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Dr. Alejandro Gómez Gallardo, las ballenas producen una serie de sonidos o cantos que les ayudan a comunicarse, lo cual está asociado a las especies que están por reproducirse.

“Actualmente sabemos que son únicamente los machos quienes emiten esta resonancia, pero se desconoce con exactitud la función que tiene durante el proceso de apareamiento”.

El catedrático universitario explica que las primeras ballenas en ser identificadas con ciertos sonidos fueron las conocidas como jorobadas, las cuales llevan a cabo cantos complejos y estructurados, incluso llegando a formar como frases, lenguaje de comunicación muy similar al de las aves.

En el momento de la reproducción de la ballena jorobada, por lo regular los cantores machos siempre están solos, mientras que otros se encuentran luchando físicamente para llegar con la hembra que va delante del grupo, para aparearse con ella.

“Los cantores no están participando en esa contienda por la reproducción, es por eso que no se entiende exactamente la función del canto. No obstante, probablemente participan después en otros grupos”, revela el investigador, quien pertenece al Departamento Académico de Ciencias Marinas y Costeras.

Con respecto a la frecuencia sonora, que indica el número de ciclos en que se repite una onda por segundo, indicó que en las ballenas lo normal es que sea de 15-25 Hertz, lo que puede variar de familia a familia e incluso de una zona a otra.

Además, dijo que el canto, mismo que repiten constantemente,  puede durar de entre 15 a 20 minutos; subrayando que entre individuos hay variaciones muy pequeñas y, entre las distintas poblaciones, son mayores.

Por ejemplo, el canto que produce una ballena jorobada en la zona de Los Cabos no es el mismo al que realiza una que se ubica en Hawái, característica que es de llamar también la atención.

De igual forma, el Dr. Alejandro Gómez refiere que hay registros que muestran que los cantos también cambian conforme avanza el tiempo. Incluso de una temporada a otra, puede apreciarse esto, de manera que después de varios años, el sonido producido en una zona es distinto al de años atrás, como si la población aprendiera un nuevo canto.

Además, está el caso del rorcual común mejor conocida como la “ballena de aleta”, una especie que tiene población en el Golfo de California. Se ha visto que los machos cantan cuando están en lugares donde hay mucho alimento, quizá para avisarles a las hembras sobre la presencia de alimento.

De cualquier forma, y a pesar de no existir muchos estudios al respecto, indicó que el conjunto de sonidos producidos por estas majestuosas especies resulta muy atractivo para las personas, por lo que es otra razón más del porqué cuidarlas y preservarlas.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.