Del rock a la balada, pasando por las rancheras, todo por ayudar a los jubilados y pensionados

Héctor Miranda