De portada de Playboy al parlamento ruso

Héctor Miranda