Cumple Psicosis de Hitchcock 50 años

Julieta Goldin

La mítica escena de la ducha constituye una de las escenas más recordadas y determinantes en la historia del cine.
La mítica escena de la ducha constituye una de las escenas más recordadas y determinantes en la historia del cine.

La obra maestra de Alfred Hitchcock Psicosis, protagonizada por Anthony Perkins y Janet Leigh fue estrenada en Nueva York el 16 de junio de 1960. Inspirada en un caso real, la película atemorizó a millones de personas, dio a su creador el prestigio de «director de películas de terror» y tuvo influencia en varias generaciones de directores posteriores a él.

Basada en la novela «Psicosis» de Robert Bloch, el relato cuenta la historia de un hombre llamado Norman Bates, quien traumatizado por la muerte de su madre, enloquece y se convierte en el asesino de sus propias novias, personificando a su difunta madre.

La mítica escena de la ducha constituye una de las escenas más recordadas y determinantes en la historia del cine. En ella, una bella mujer disfruta de una ducha, pero de pronto aparece una figura oscura y la apuñala hasta matarla. Acompañada de unos chirriantes violines que martillean el tímpano del espectador, la sangre de la bella mujer fluye al desagüe, que lentamente se convierte en el ojo abierto de la asesinada.

Una gran película que sin duda ha cambiado el curso de la historia del cine y en especial del género del terror. De la mano del maestro, celebramos un merecido homenaje a esta obra maestra.

¡Comparte!

* * *