A Rihanna la despidieron por pasarse de sexosa
La firma cosmética de la que era imagen y para la que posó en topless decide prescindir de sus servicios por su desenfadada y atrevida actitud.
La firma cosmética de la que era imagen y para la que posó en topless decide prescindir de sus servicios por su desenfadada y atrevida actitud.

Nivea le pidió a Rihanna que fuera sexy para protagonizar su campaña, pero ella se pasó… al grado que la compañía de cremas optó por prescindir de sus servicios como imagen bajo el argumento de no coincidir con su actitud sexosa y desenfrenado estilo de vida.

Tras ser protagonista de una serie de anuncios de la trasnacional de cosméticos, firma que también patrocinó su gira Loud, ahora la cantante barbadense de 24 años dejó de ser su imagen debido a su desenfadada y atrevida actitud que no comulga con la escala de valores de Nivea.

«Un anuncio con Rihanna no va a ninguna parte. No entiendo cómo Nivea pudo asociarse con ella… Nivea es una compañía que resalta la verdad, la familia y la fiabilidad», argumentó Stefan Heidenreich, nuevo director de la compañía.

Tales declaraciones contrastan con lo que el anterior director expresó sobre la estrella pop cuando apareció en topless en sus anuncios de celebración de 100 años.

«Estamos emocionados por tener a Rihanna apoyando nuestra celebración y construyendo una nueva generación de fans», comentó.

Las cremas le importan un pepino

En uno de los videos del spot de Nivea, una familia se está hidratando la piel con los productos, mientras Rihanna juega al fondo en una cama, y en el otro aparece muy sexy en medias y ropa interior y con un hombre en una cama.

Paradójicamente a Rihanna parece no preocuparle este despido y perder 53 millones de dólares ganados en el pasado 2011, que la colocaron como la tercera artista mejor pagada del mundo, menor de 30 años.

Por ello ante la acusación de conducta inapropiada, ella posteó una nueva foto subida de tono en Twitter e Instagram, con ese estilo de vida disoluta tan «poco apropiada» para Nivea.

¡Comparte!

* * *