Menos de 30 ejemplares quedan en el mundo

Vaquita marina al borde su extinción
vaquita
Los esfuerzos por conservar a la vaquita marina se consumen por la avaricia y el egoísmo del ser humano. Menos de 30 quedan en el mundo.

Ciudad de México.- La pesca ilegal y los mitos sobre la vejiga natatoria del pez totoaba son los factores de riesgo que han incrementado la inminente extinción de la vaquita marina en el mundo.

Decenas de miles de dólares puede costar un kilogramo de vejiga, considerado un manjar en China y Hong Kong.

Cocaína acuática, el falso afrosidiaco

Una vez más, México tiene la fortuna de albergar flora y fauna en su territorio. Es el caso del pez totoaba, especie única del Alto Golfo de California.

Se encuentra en veda permanente por su tráfico y venta ilegal para la preparación de comida asiática. Asimismo, los chinos le atribuyen a la vejiga del totoaba cualidades afrodisiacas, medicinales y regenerativas… Ninguna investigación científica ha podido demostrar lo anterior.

El kilogramo de este órgano puede llegar a costar hasta un millón de pesos en el mercado negro chino.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que en este negocio ilegal está involucrado el crimen organizado, incluso pescadores de la región señalan al Cartel de Sinaloa como el responsable.

De acuerdo con una investigación de la Agencia de Investigación Ambiental (EIA, por sus siglas en inglés), los cárteles de la droga y de trata de personas participan en la venta ilegal de pez totoaba en México.

La EIA explica que la Ciudad de México es un centro clave de exportación debido a sus conexiones de vuelos a Asia, como lo es Tijuana. “Se les paga a los mensajeros para transportar las vejigas en el equipaje, y los funcionarios del Aeropuerto son sobornados por los comerciantes chinos”.

Señaló que la mayoría de los compradores chinos son migrantes que llegaron a México, originarios de Jiangmen en Guangdong, quienes también comercian otros productos ilegales como caballitos de mar, aletas de tiburón y pepino de mar.

La vaquita marina no es el principal objetivo de los pescadores ilegales, sin embargo, el cetáceo queda atrapado en las redes hasta morir.

¡Comparte!

* * *