Se malinterpretó el “cuchi-cuchi” de Josefina

Héctor Miranda