Se le subió la presión

Héctor Miranda