Sólo se vendieron 9 de 27 propiedades.

Obtienen 56.6 mdp por subasta de bienes inmuebles del narco

Un total de 9 residencias del narcotráfico fueron rematadas y 18 lotes se declararon desiertos, durante la subasta realizada por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) .

Ciudad de México.- De 27 lotes de propiedades incautadas al narcotráfico, que este domingo fueron subastadas por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), únicamente se vendieron 9, por lo que se obtuvo un monto de 56 millones 643 mil 364 pesos.

En total el organismo vendió 66 bases de compra de los inmuebles, cuya expectativa se centró en el departamento en donde fue abatido Arturo Beltrán Leyva y la finca conocida como Rancho los Tres García, que fuera propiedad de Carlos Montemayor González «El Charro».

De los 27 lotes, el SAE tenía el pronóstico de obtener por lo menos 176.5 millones de pesos, como monto de salida en conjunto, sin embargo, los 56.6 millones ganados representan el 32 por ciento de la expectativa.

“De 27 lotes se vendieron 9, 18 quedaron desiertos, se vendieron 56.6 millones de pesos, de los cuales 51.3 se van a las comunidades de la Sierra de Guerrero, estos recursos se destinarán a los más pobres de este país”, explicó Ricardo Rodríguez Vargas, titular del SAE.

Entre los compradores que asistieron al Complejo Cultural Los Pinos se mantuvo la prudencia, a la hora que se anunciaban los lotes para su remate escuchaban con atención y esperaban.

El precio más alto pagado por un inmueble fue de 22 millones de 100 mil pesos, para una casa habitación ubicada en el Fraccionamiento San Carlos, en Metepec, Estado de México, que tenía un precio de salida de 21 millones 67 mil pesos.

Por la casa ubicada en la calle de Peñas, en Jardines de Pedregal, en la Ciudad de México, decomisada al Cártel de los Beltrán Leyva, se pagó el precio de salida de 14 millones 313 mil pesos.

La casa decomisada a Raydel López Uriarte «El Muletas», operador del Cártel de los Hermanos Arellano Félix, ubicada en Rosarito, Baja California, con un precio de salida de un millón 22 mil 250 pesos, se vendió en un millón 160 mil.

Los martilleros Vicky Barrón y Mario Vilorio daban lectura a las características de cada uno de los 27 lotes, hasta que se llegó al número 24.

El anunció del departamento en donde fue abatido Arturo Beltrán Leyva «El Barbas», por elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México, el 16 de diciembre de 2009, obtuvo el desdén de los asistentes.

“Es la oportunidad, tres millones 580 mil pesos a la una, tres millones 580 mil pesos a las dos… desierto”, dijo Barrón, ante el desaire de los compradores.

Posteriormente se anunció la subasta del lote 26, la Finca de Montemayor González, detenido en 2010, suegro de Édgar Valdés Villarreal, alias «La Barbie», tasada con el precio más alto de salida.

“32 millones 91 mil 533 a la una, 32 millones 91 533 a las dos… desierto, se declara desierto este lote”, volvió a anunciar Barrón.

Para el director del SAE, Ramírez Vargas, el que sólo se vendiera el 33.3 por ciento de los lotes no fue un fracaso del evento, ya que existe la posibilidad de que se vendan más adelante.

“Una subasta de bienes inmuebles, sería algo inédito que se vendieran todos, estamos en el rango normal, de hecho un poco arriba de lo normal para una subasta que es normal de bienes inmuebles. El resto de lo que no se vendió, se va a vender en próximas subastas”, dijo el funcionario.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.