La mitad de Tabasco es zona de desastre

Héctor Miranda