Pomposos, acomplejados, arrogantes, explotadores desquiciados

Pluris para los ñoños. Reyes Baeza y su último atraco en el ISSSTE

Una persona afectada en sus facultades cerebrales mínimas produce errores.‎ Es común que el forajido, al reducirse sus vías de escape, tropiece, falle en el objetivo primario de supervivencia. Lo mismo el actor al que se ha olvidado el guión, o el músico que pierde el compás. Es normal que las reacciones obedezcan al apresuramiento o a los impulsos.

Por eso los consejos de la abuela siempre funcionaron: a un loco debe tratarsele como loco, al ladrón como ladrón, a la fea como princesa.‎ Cada quien tiene su lugar en el mundo. Lo que no sabíamos los mexicanos era como debíamos tratar a los ñoños. Ahora es materia obligatoria, pero no teníamos dossier.

Hoy los mexicanos estamos obligados a conocer los resortes íntimos que animan las pulsiones de los ñoños. De todos ellos, tanto de los que pueden izar una bandera monumental al revés, sin darse cuenta, de los que determinan que el seis de diciembre es Día de Reyes, o de los que son capaces de inventar…

… no sólo el Reino entreguista de los Mosquitos, sino los funambulescos estados de León y de Lagos de Moreno, en su particular versión de la geografía mexicana, y que se dan el lujo de rematar y subastar a los peores postores. De los monarquitas que han rebasado los estados mentales de cualquier Idi Amín, de Uganda. De los monarcas ñoños.

Pomposos, acomplejados, arrogantes, explotadores desquiciados

Las zonas erráticas de un ñoño afectado por los síndromes de la bipolaridad, de las características primarias de los reptilianos y de los rasgos fundamentales borderline, más todo lo que alcance a meterse en el curso del día y de la noche, son francamente un desafío a la imaginación de cualquier psiquiatra, o tal vez su sueño guajiro.

‎Pomposos, acomplejados de superioridad, arrogantes en extremo, explotadores desquiciados, los ñoños no están exentos de tener algunos momentos de lucidez, sobre todo cuando se trata de experimentar algún fenómeno extraño a su paraíso. Cuando llegan a sentir aquello que Drácula sintió cuando le clavaron la estaca a mediodía.

Sus condiciones, predominantemente amorales, son caracterizadas por acciones impulsivas e irresponsables –encaminadas a satisfacer sus intereses inmediatos y narcisistas, sin importar consecuencias– son demostrar culpa o ansiedad. Son también intolerantes a la frustración: las mínima privaciones sus logros les produce intenso sufrimiento, coinciden los psiquiatras.

The Economist les dice a los ñoños que “Meade, imposible”

Los ñoños son una cajita de sorpresas. Hasta que se vayan, todavía no alcanzamos a comprender sus límites. Es posible que hasta nos sorprendan con algún acto tan irracional que pueda rebasar las propias capacidades de asombro de un pueblo acostumbrado a las más amargas decepciones, a los explotadores más ruines y desalmados.

Reaccionan de inmediato al estímulo exterior, el de sus valedores, sus patrones. Más amargo que beber cicuta ha de haber resultado enterarse que The Economist, una revista conservadora de la Pérfida Albión, casi su Biblia de cabecera, estampó una líneas ágatas que han provocado todo tipo de trastornos anormales en Los Pinos y en el equipo de campaña priísta del Virrey Videgaray:

El enemigo de sus obsesiones ha sido rebasado por un fenómeno creciente de percepción internacional. De ésos que paran los pelos de punta, que exacerban el miedo a perder las canonjías y la libertad personal, tan amenazada por los que no comprenden sus pulsiones derrochadoras y explotadoras de los miserables.

“Anaya tiene las agallas para derrotar a AMLO; Meade, imposible”, sentencia la ferocidad británica de The Economist, la Biblia de los entreguistas, de los que se han puesto de tapetes al capital financiero, que como la cumbia, “no tiene alma ni tiene corazón”, decía Carmen Rivero.

La corrupción endémica de Peña Nieto está en el tapete del análisis

El fenomenal desprecio de los mexicanos a la corrupción endémica de Peña Nieto está en el tapete del análisis, del sillón siquiátrico. Los ñoños han sido descubiertos, y de eso al voto hay un trecho corto, opina entre sus comentarios la revista de la derecha ilustrada.

¿Verdad que en política hay cosas que no se pueden comprar con una maleta de dinero?‎ Los mismos que decían que en el peñanietismo hay cosas que no entienden que no entienden, ahora se suman a todas las ratas que están a punto de abandonar una embarcación en franco naufragio. Los mismos que por dinero se sumaron a los elogios del Time, hoy suenan, huelen, se decretan en réquiem.

¡Qué va de aquéllos elogios a los financieros galácticos, a los reformadores intercontinentales de las llamadas estructurales.‎ Los que cabeceaban las primeras planas de sus revistas de papel cuché con los latiguillos de El Salvador de México, de los cerebros fuera de serie del Mexican Moment! Ya ni polvos de aquéllos lodos. Hoy son unos vulgares rateros y asesinos para los corifeos del Imperio.

Los pluris no cuentan con la proverbial intuición de los mexicanos

‎Los ñoños tienen que tomar bandera. Perdón por la metonimia. Tienen que echar a andar, como ñoños contrariados sus particulares maquinitas: desde la de hacer billetes, hasta la de fabricar culpables expiatorios como esos pobres militantes (Beltrones, Paredes, González Zarur, Viggiano, Juárez Cisneros) a quienes acaba de designar responsables del triunfo en las cinco circunscripciones electorales del país.

Hasta la maquinita de fabricar candidatos amenazados por la degollina de la justicia. Hay que abandonar el barco, pero antes hay que darles fuero a los Ruiz Esparza, a los Calzada, a los de la Madrid, a los Reyes Baeza y a todos aquellos que como no pudieron procesar‎, hoy tienen que callar con prebendas, antes de que abran la boca en investigaciones ministeriales.

Piensan que el anonimato de los nombres que aparecerán al reverso de la boleta es el mecanismo apropiado para la salvación. No cuentan con la proverbial intuición de los mexicanos que saben que cualquier voto puede ser letal a nuestros intereses.‎ La suspicacia también es ñoña. Lo accesorio siempre sigue la suerte de lo principal, decían los clásicos. Pero ellos no lo saben.

Vulgar saqueo a las prestaciones de los trabajadores del ISSSTE

Al poner a la punta de la estampida plurinominal en Chihuahua a José Reyes Baeza, piensan que los ciudadanos del otrora Paso del Norte ya olvidaron las complicidades del señalado en los negocios del narcotráfico del Cartel de Juárez, mil veces detectado por la prensa independiente y dolida de Chihuahua. Creen que todo es de pega y borra.

‎En la estela de los candidatos plurinominales del partidazo, quienes sean, se llamen Ruiz Esparza, Osorio Chong o Reyes Baeza, se huele el rancio olor que despiden las llaves de perico de los despachadores de gas. Es inconfundible. Huele a rayos, dice la doctora Yadira Cangas, una lúcida psicóloga que les sigue los pasos.

Y es que los agraviados del ISSSTE nunca olvidarán el fraude multimillonario que el chihuahuita Reyes Baeza, complicitado con su cuñado de nombre Giancarlo cometieron con la tarjeta HiperVale con recursos  que no han podido hacer efectivos, debido al rechazo de este plástico en todas las tiendas. Lo peor es que de cada uno de esos plásticos, descontaron a los trabajadores una fuerte cantidad ¿para la campaña?

¿Ahora las candidaturas plurinominales son patentes de corso?

¿Será que ahora el reverso de las boletas electorales se ha convertido en patente de corso?‎ ¿En una bendición adelantada que quita los pecados del mundo? ¿O es el mensaje inequívoco del atraco, la marca en la frente para todos los zorrillos que quieran huir de la masacre de socavones, complicidades con el narcotráfico, asesinatos a mansalva, concesiones despiadadas de los recursos de la Nación, tiquismiquis de todas nuestras deshonras, de todos nuestros agravios?

Sólo usted tiene la palabra. Tome en sus manos la boleta electoral como el escritor toma la pluma, como el guerrero toma la espada, como el hombre libre asume el derecho.‎ Es la hora de la justicia.

El orgullo nacional estará seguro si así lo hacemos.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: En el caso Ricardo Anaya quedó de manifiesto, una vez más, que la PGR es utilizada como brazo político de la parejita Videgaray-Peña Nieto para cobrar venganzas. Así sucedió con el tabasqueño Andrés Granier ¡por negarse a entregar recursos del gobierno estatal a la campaña electoral de EPN en 2012! Igual con la profesora Elba Esther Gordillo, quien manifestara su oposición y la de todo su gremio a la punitiva reforma dizque educativa. Ahora es el candidato del Frente por México, porque dice el inquilino de Los Pinos que lo traicionó en las recientes elecciones del Estado de México. ¿Quién sigue? + + + Prácticamente toooodo el sector hacendario y financiero del gobiernito integra el equipo “político” con el que José Antonio Meade “reforzó” su campaña. De mal en peor. + + + Memorioso, don Fernando Salinas apunta en texto enviado al buzón electrónico del escribidor: “¿Cómo surgió el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP)? Pues ello fue a partir de la elección presidencial de 1988, cuando la gente ligada a Cuauhtémoc Cárdenas, temiendo un fraude del PRI para imponer a Carlos Salinas de Gortari, ideó una red propia para hacer el conteo rápido de los votos de todas las casillas, para dar a conocer los resultados lo más pronto posible y con ello no darle al gobierno la oportunidad de culminar otro fraude electoral. Sin embargo, ¿qué sucedió? Pues que a dos personajes importantes de la realización de ese sistema de conteo rápido, los señores Ovando y Gil (no recuerdo sus nombres completos), pues ¡¡¡ FUERON ASESINADOS !!!, y en el auto en donde encontraron sus cuerpos se encontraron casquillos de armas de grueso calibre propias del Ejército, y en consecuencia, se cometió el fraude electoral que se temía, con las consecuencias que todos conocemos y vivimos hasta la fecha.”

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

¡Comparte!

* * *