La dignidad pisoteada, la conciencia burlada

Mentiras de Peña Nieto en su campaña contra AMLO

En su abierta campaña en contra del candidato Andrés Manuel López Obrador, el presidentito Peña Nieto fustiga hipócritamente: “Con buenos deseos no se enfrenta a los criminales”. Claro. Tampoco con buenos deseos se asesina al pueblo y se le mata por hambre, le responden.

Y en el octogésimo aniversario de la Expropiación Petrolera, el mundo se llena de indignación y de repudio a nuestros jerarcas. Éstos, sólo quieren seguir robando. Por eso –escribe don Francisco Sánchez, en sus Granitos de Arena— “catastrófico en sus consideraciones en relación con las declaraciones de AMLO sobre el Reformón Energético, EPN dijo que dar marcha atrás significaría perder unos 800 mil empleos y unos 200 mil millones de dólares de inversiones comprometidas. Con estas aseveraciones el señor de Los Pinoles aumenta su nivel de participación oratoria en el proceso electoral en curso. Sin mencionar a López (Obrador), se manifestó contra vueltas al pasado y criticó a quienes, de manera fácil, convocan a dar marcha atrás a la reforma energética. Esa reversa, aseguró, provocaría un gran endeudamiento (¿más?) para los mexicanos, pues serían ellos quienes acabarían pagando los préstamos que el gobierno adquiriera para exploraciones petroleras que podrían ser exitosas o fracasar. ¡Uy, qué mello!

“Otro ejemplo de prudencia (¡órales!) en el ejercicio del presupuesto público, de honestidad operativa y sacrificio patriótico ante tentaciones corruptoras, Geriático Ruiz Es-tranza, santo patrono de OHL, Higa y firmas filantrópicas similares, lanzó una advertencia no sólo en términos económicos sino de moral pública y de prestigio internacional. Si se llegara a cancelar el proyecto en curso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, se causarían problemas graves a 300 (de mis) empresas que ya están participando en la construcción y se perderían miles de empleos. Pero, lo peor: sería un descrédito para el país, desconfianza a México; prácticamente perderían la fe en México la comunidad financiera internacional y probablemente también la comunidad empresarial. ¡Oh, no!”

La dignidad pisoteada, la conciencia burlada

No es así. Los influyente rotativos y revistas especializadas internacionales señalan con saña el oprobio de que casi un centenar de empresas fantasma, lavadoras del dinero petrolero propiedad de los mexicanos existan en paraísos fiscales del extranjero, habilitadas por el gobiernito para seguir succionando nuestras entrañas miserables.

La estadística de la mentira opera en el rancho grande a todo lo que da. Nosotros los mexicanos sólo sentimos los bisbirulitos del hambre. La repuesta del decoro y la dignidad pisoteada, la conciencia burlada. La estadística de la opresión y la molicie descarga sus fauces sobre nuestra vida diaria, en un páramo de abandono sin esperanza.

Los arreglos en complicidad con Facebook

Peña Nieto, Ruiz Esparza, el titiritero de ambos, Videgaray, quieren que votemos por su elegido, el seleccionado infame que deba llevar a cabo la destrucción total, el aquelarre fantasioso que se quiere cubrir con encuestas interesadas y las mañas de costumbre. Pero hasta las estadísticas engañosas descubren el atraco.

Obviamente, las únicas cifras que les cuadran son las que manejan los arreglos en complicidad con Facebook, la empresa gabacha que por meter sus fauces en los procesos electorales de todo el mundo va también rumbo a la extinción. Desde sus cuevas, los peñabots, los sicarios de la estadística actúan sin freno.

Claro que tampoco la estadística, a pesar de ser una forma refinada de la mentira, igual que la pobreza que es una manera sofisticada de atizar la violencia, no puede engañar del todo. Hay una franja que se salva, aunque sea el mayor despropósito de los infames. Las cifras crecen, pero para mal.

Fiesta y atraco de bandidos en despoblado

Hasta arriba de los guarismos, las estadísticas y las curvas sobre prevaricación, asesinato y rapiña. México entero observa sus estadísticas del hambre: presiden los momios los indicadores sobre encarecimiento absoluto de los alimentos de consumo popular: el frijol, el chile, la tortilla, el arroz, la harina, el huevo y la carne.

Casi todos ya, productos importados del exterior por una casta de despreciables que a cada tonelada libre a bordo le suman el costo de sus moche$. Jauja con el estómago de la población. Fiesta y atraco de bandidos en despoblado, con la confianza que les da creer que han desmovilizado al pueblo, que no está organizado.

En el desierto de la desinformación, la tortura y el balazo

Con teleprompter al gusto –de otra forma no pueden–, arremeten los mexiquitas, empleados de los explotadores, contra los que denuestan la fallida reforma energética, contra los que siempre nos hemos opuesto a las subastas petroleras y geográficas que ejecutan en complicidad con empleados salinistas, zedillistas, textoservidores de prensa infame y testaferros que se agachan ante las empresas extranjeras.

En el marco del boletín oficialesco, argumentos de vendepatrias y el marco de la estadística, observamos cómo se empodera el crimen de la vida nacional, cómo crecen los delitos de alto impacto, la inseguridad ciudadana, las masacres, ejecuciones y secuestros que pululan ya por todo el territorio mexicano.

Vemos cómo crece el poder de las bandas delincuenciales, los montos del trasiego empoderado en Los Pinos‎, la vesania del grupo de financieros nylon de este fascismo rampante que no tiene fondo ni destino. Cebados en el desierto de la desinformación, la tortura y el balazo en la cabeza contra quien se atreva impugnarlos, sea quien sea de los de a pie.

Nos tratan de ignorantes, nos juzgan como culpables

Los burros hablan de orejas. Nos llama ignorantes, por no justificar los gasolinazos, electrocuciones, gasazos, huachicoleos, y los desfondes a la economía popular que han provocado la violación constitucional de rematar el país a pedazos, de manejar la importación de comestibles con la fuerza de las metralletas, para seguir engordando bolsillos de parias.

Nos tratan de ignorantes, igual que al mismo tiempo nos juzgan como culpables, nos sentencian como rehenes, nos asesinan como cobayos. Nos tratan como ignorantes, cuando sólo somos el escudo que utilizan para cumplir su palabra ante el verdugo, temiendo que su destino inmediato sea la cárcel para ellos mismos.

Su apuesta es que nunca nos demos cuenta. El crimen perfecto. Gobierno asesino y pueblo indefenso. Su objetivo próximo: salvarse de las bartolinas, evadir las ergástulas a base de nuestras costillas. Debemos pagar el pato antes de que vayan por ellos.

Antes de que se les acabe el poder y deban entregar los bártulos para que con los mismos sean enjuiciados. Jamás entendieron que el poder es de prestado. Esconden y echan tierra sobre todo aquello que los pueda aniquilar, pero eso es más que imposible, han dejado la huella en todos los derroches, en todos los abusos, en la ignorancia de sus cuentas, en las indecentes coartadas de sus asesinatos.

Habilitados y designados por la tolucopachucracia, traidores con mucho curriculumy escasa biografía se encargan de dirigir los corporativos y las empresas offshore que dan al tratar con todos los empeños de los mexicanos por salir del hoyo fétido en que nos encontramos. Mientras, los de Atracomulco se roban hasta las veladoras de las exequias.

Territorio sin límites para el engaño y el destrozo

Las subsidiarias fantasmas de Pemex en el extranjero realizan todas las adquisiciones de alimentos y comercializan los hidrocarburos por montos anuales de varios billones de pesos, los mismos que aparecen en las cuentas dolientes de los montos que han pedido prestados en el extranjero para encadenarnos por generaciones de cautivos.

Los mismos deudores fiscales cautivos que pagamos el boato de esa corte de mentecatos, su enriquecimiento criminal, sus complicidades con los narcotraficantes que han hecho de éste un lugar imposible para el Estado de Derecho. Un territorio sin límites para el engaño y el destrozo.

Un territorio que espera, impaciente, el momento exacto para calificar los aquelarres, para dictar un concluyente hasta aquí a un episodio que revela la infamia y el robo más grande y estúpido que se ha cometido contra esta Nación en lo que lleva de historia. Y ellos quieren todavía más historia. Para eso está el pringado Meade, de todas las consecuencias.

El pozo de corrupción más grande e impune del mundo

México no es la casa del jabonero, donde el que no cae, resbala. No. Es ya el pozo de corrupción más grande e impune del mundo. Ahí nos han llevado las ambiciones desmedidas y las provocaciones públicas de los toluquitas, que exigen a gritos inmediato castigo.

Por contra, quieren a fuerza el voto de la indolencia, la sumisión, la obediencia y la renuncia a nuestros derechos más elementales.

¡Tomen su voto! Hasta aquí llegaron. El pueblo ha dicho: ¡No pasarán!

¿O usted sí los dejará? ¿Ya tiene lista su credencial para votar?

Índice Flamígero: Habla Peña Nieto sin conocer la realidad. Dice que se perderán miles de empleos. Éstos ya se perdieron en toda la franja petrolera del Golfo de México. Desde Ciudad del Carmen, en Campeche, hasta Ciudad Madero. En Pemex, los despidos siguen a la orden del día. ¿Dónde ha estado señor Peña, los últimos cinco años? ¿En Babia? ¿Contando su dinero con Carlos Ramírez Velasco y José Antero Rodarte Cordero? + + +A este malhadado sexenio (mocho) ya sólo le quedan 189 días.

www.indicepolitico.net / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

¡Comparte!

* * *