Todo en favor del poderoso, a cuenta del perdedor, el eterno perdedor

El sistema oral penal produce impunidad; en el ramo mercantil, rapiña

Nunca es tarde para alertar. A la mitad de Semana Santa, cuando no había nadie en el tablao, cayó con la precisión sicótica de un sabadazo, el artero ataque mortal contra los más pobres entre los mexicanos. Cuando se lavaban los pies de los seminaristas y sacerdotes recién egresados, los tolucos sacaban a relucir sus dotes de enfermos terminales de poder.

Se publicaron las reformas sangrientas a un Código de Comercio porfirista que el dictador copió textualmente del francés, sin pasarlo por el Congreso de aquél entonces, aprobándolo con su firma plenipotenciaria para sentenciar el destino de los bienes de manos muertas, para eternizar los despojos. Un Código que jamás se adecuó a la realidad mexicana, sólo a los requisitos de los inversionistas extranjeros y su necesidad sumaria de enriquecimiento.

Se le añadieron los requerimientos actuales de la oralidad mezquina y rastacuera, con objeto de caer sobre los indefensos. De ahora en adelante, cualquier negocio de hasta 650 mil pesos será tramitado fast track por la vía oral, sin pérdida de tiempo, sin protocolos jurídicos, sólo con la fuerza del dinero.

Todo en favor del poderoso, a cuenta del perdedor, el eterno perdedor

A partir de enero del 2019, podrán ejecutarse los juicios con valores entre uno y cuatro millones de pesos.‎ Y aún más, a partir del 26 de enero del 2020, en los juicios orales mercantiles de tramitarán todas las contiendas, sin limitación de cuantía. ‎¡Como México no hay dos! Aguantamos todo. Es el país donde todo se puede y no pasa nada.

El sistema oral que en el ramo penal produce impunidad, en el ramo mercantil produce rapiña, despojo sin límites. Se trata de formas de ejecución sumarias donde se puede dar el caso que por una deuda de una lavadora, los trabajadores puedan perder su casa. No hay tiempo para defenderse, tampoco recursos para contratar abogados defensores.

El pobre que pierda el proceso vertiginoso, debe apechugar el pago de los gastos y costas que serán cargados a favor de los abogados de la empresa, generalmente en nóminas abultadas, a un valor por encima de su costo. Todo en favor del poderoso, a cuenta del perdedor, el eterno perdedor.

Reformas mercantiles, más peligrosas que un secuestro o levantón

‎La oralidad penal y mercantil operará en todos los rubros donde están los negocios de los procónsules mexicanos, los nuevos polkos que no quieren perder tiempo en el abuso: plataformas petroleras de Carlos Salinas, Pedro Aspe, Emilio Gamboa, Peña Nieto, cadenas de tiendas departamentales donde esté último tiene sus haberes mal habidos y todo tipo de negocios para que se sirvan con la cuchara grande sobre los exiguos recursos del pueblo.

La oralidad penal y mercantil es el campo de exterminio de los jerarcas bipolares con trastornos de personalidad borderline que nos sojuzgan con su gobiernito. De hoy en adelante, cualquier robo en despoblado, ejecución extrajudicial y levantón son menos ofensivos que el descontón en el bolsillo que propiciarán las reformas jurídicas. Para eso son.

No habrá dinero con el que se pueda conseguir la liquidez buscada

El deudor de cualquier bien de consumo, de todo tipo de crédito, de todo negocio establecido, será llamado a cuentas de inmediato y en el mismo acto los abogados de los buitres, acompañados de los ministerios y juzgadores vendidos, caerán sobre la presa, acaparando sus bienes en un bodegón gigantesco de inmuebles confiscados que aumentarán el panteón de una economía en manos muertas.

Pues no habrá mercado, ni dinero con los que se pueda conseguir la liquidez que se busca. Una vez muerta la gallina de los huevos de oro, no hay oro ni gallina. Se quedan los buitres con los esqueletos del despojo y del abuso. Victorias pírricas sobre la nada. Sólo sobre un páramo de activos virtuales e inservibles.

En el NAICM invertidos los recursos de los trabajadores, acepta EPN

La oralidad judicial como la suprema ratio de la inconsecuencia y del arbitrio descocado. Joder por joder. Destruir sin objetivo, pero argumentando que se tiene. No fue casualidad que el mismo miércoles que entraron en vigor las reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación, apareció Peña Nieto para espetar algo de lo más putre de su producción lingüística:

Sí se cancelan las obras del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dijo el desquiciado, sería un fuerte raspón para los trabajadores, pues son sus recursos de retiro los que están invertidos en esa empresita galáctica, en el sueño guajiro de la insensatez.

Es como decir: ya lo maté, pero si se investiga el crimen, saldrá perjudicado todo aquél que me pagó para ejecutarlo. Todo aquél que creí le caía mal el victimado. Esta declaración por sí misma es una muestra palpable del desquiciamiento mental del empoderado con la banda presidencial del desprestigio. La prueba que hacía falta para demostrar el trastorno mental de los jerarcas.

Son depredadores a quienes no les importa la suerte de los jodidos

El síndrome borderline, trastorno límite de la personalidad, se ha adueñado del cotarro. Nuestros próceres de huarache exhiben exceso en todas las medidas: gasto excesivo, derroche, ostentación paranoica, promiscuidad, abuso de sustancias tóxicas, robos, latrocinios, actitudes extremas ante la vida, en el marco de la depresión maníaca, la inestabilidad y la ansiedad al ejercer desmesuradamente el poder de matar.

Nuestros próceres borderline no tienen un humor base controlado, son inconteniblemente hiperactivos para el moche, pesimistas, agresivos, cínicos y depresivos. Pero con una constante condición neurológica : que sea todo al mismo tiempo.

Camban de maníacos a depresivos más rápido que los enfermos bipolares, pues mientras éstos pueden tardar o permanecer meses o años en sus estados anímicos, los borderline cambian de banda en segundos. Son excesivamente peligrosos. Locos de atar.

Tienen todas las características de los reptilianos básicos: son depredadores a quienes les importa un comino la suerte de los jodidos y del pueblo. Primero está su beneficio, su molicie, la sevicia y el confort personal. Manejan el gobierno entero como si fuera un botín. Fuera de ahí, todo puede ser Cuautitlán.

Se manejan con instintos primarios de insolencia y avasallamiento. Se agachan ante los poderosos sin columna vertebral. Al primer grito del patrón creen que oyen acuéstate cuando sólo les piden sentarse. Son empinados e indignos a más no poder. Entreguistas hasta donde tope. ¡Ah… y todavía quieren que se les llame estadistas!

Los modernos esclavos somos nosotros. Nos juzgarán sumariamente

Sin querer, el historiador Flavio Josefo, el mejor cronista de la antigüedad latina, reseñó el caso de los condenados que eran sometidos al espectáculo del circo romano. Los enterraban hasta el cuello, e inmediatamente les soltaban a los leones cebados en busca de la primera sangre, del primer retazo.

Cuando los infelices reaccionaban ante el acoso de la fiera y le podían asestar una mordida en los ijares, ante la impotencia de defenderse, los invitados al espectáculo circense se enojaban, atizados por los guardias reales y seguramente le gritaban: “¡juega limpio, negro!”

Los modernos esclavos somos nosotros. Pues más tarde o más temprano, según va en picada el sistema de vida, nos tocará comparecer indefensos ante la oralidad penal y mercantil, nos juzgarán sumariamente, y todavía si logramos defendernos, podrán gritarnos‎: “¡juega limpio!”.

¿Así, o más claro?

¿Merecen los tolucos pasar sobre nuestros bienes, dignidad y cadáveres, a toda costa?

¿Usted votará por conseguir que eso siga pasándole a sus hijos y nietos?

Índice Flamígero: Y ahora que EPN se comprometió con la monarquía hispana a promover el idioma castellano, “¿será que ahora el señor Presidente sí dirá Me-a-de y no Mid? ¿O seguirá parloteando en spanglish?”, pregunta la fiel lectora Bibi Villavicencio. Fue ella quien a principios de este 2018 del Señor nos recordó que los capitalinos tianguis de la computación se encuentran precisamente en la Plaza Meave y no en la Plaza Miv. También que la regla idiomática apunta que las palabras se leen tal cual se escriben. Y que, por si fuera poco, en los noticieros de la televisión ibérica pronuncian el apellido Me-a-de cuando se refieren al candidote presidencial del PRI-ITAM. + + + Demasiado temprano se unieron los factores del conservadurismo –liderados por Carlos Salinas de Gortari– para atacar al candidato de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador. A fuer de tanta repetición, sus mensajes perderán sentido a medida que se acerque la fecha de la elección. Las campañas negras, dicen los expertos, son más eficaces si son breves y próximos a la fecha de los comicios, cuando el atacado ya no tenga tiempo de desmentir o airear su propia versión. Hasta para eso son ineficaces quienes se sienten en peligro si se modifica siquiera un ápice el status quo.

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

¡Comparte!

* * *