Hay quienes se casan con "vírgenes"; o se emborrachan un sexenio

El poder omnímodo de EPN. Aplastar a quien sea. No tiene de otra

Cuando un poder omnímodo –como el que señala la Constitución mexicana– cae sobre una sola cabecita descocada produce desastres de gran magnitud. Es insoportable para cualquier organismo humano, con mayor razón para uno que se acostumbra y se pliega a ejercerlo con inconsciencia, obsesión e ignorancia. Es el principal enemigo público.

El poder unipersonal ha provocado en México desaguisados de la mayor ralea. Lo mismo crea un Estado a la medida del antojo de quien lo ejerce, que asesina a un dignatario eclesiástico de la mayor envergadura, como fue el caso de don Pablo de Ballester, el Archimandrita de la Iglesia Ortodoxa griega en América Latina durante más de veinte años.

Víctima de las balas de un militar enfebrecido por la oferta, el gran catalán que hizo hasta lo imposible por naturalizarse mexicano, experto en el manejo de más de diez lenguas muertas más una docena de modernas, fue ejecutado por negarse a los caprichos de una dama voluptuosa demasiado importante y descarriada.

Las imágenes de su cadáver en la plancha del Servicio Médico Forense dieron la vuelta al mundo en la década de los 80, causando indignación y repudio universal. Pero nada de eso importó a los sicarios que habían visto algunas cosillas más espeluznantes, como el agotamiento de las reservas petroleras y de los precios fantásticos desperdiciados por pugnas políticas palaciegas.

Hay quienes se casan con “vírgenes”; o se emborrachan un sexenio

Los mexicanos estamos demasiado acostumbrados a ver desfilar por Palacio Nacional y morar en Los Pinos a auténticos jeques descastados, a quienes hacen de la vendetta una razón de Estado, a quienes en pleno período desposan a una personita ambiciosa con dos hijos que para lograr las nupcias oportunas alega ante la Rota Vaticana ser virgen de deseo.

Así como a los que se pasan un sexenio de borrachera arrellanados en La Silla presidencial, dejando el manejo del Estado y la sarracina mortal en manos de la consorte y su ambiciosa familia, dueños absolutos del poder, los dineros, las concesiones y de todos los negocios y prebendas de un Estado exprimido y envejecido.

Ordenan insensateces y venganzas que han demolido el tejido social

Hemos visto ejecutar a docenas de estudiantes por el delito de interferir en el negocio gigantesco de la amapola negra de la montaña guerrerense o por la inconsciencia de encontrarse en el trayecto de la droga, hechos pedazos y martirizados por sicarios con el poder ilimitado de ejecutar, derivado de la protección gabacha a los que ordenan.

Hemos visto cómo los mandarines, incapaces de armar una sola investigación ministerial en el coleto local, envían a la persona menos indicada, con graves escándalos internacionales —remember Suiza–, a suplicarle a la Organización de Estados Americanos complete la indagatoria imposible a un adversario político que le queda grande a los caporales del rancho grande.

Hemos visto, impávidos e indefensos, cómo se derrumban las riquezas y la soberanía de una nación llamada a mejor destino, por la incapacidad, la sevicia y la rapiña de un grupito de bandoleros que jamás debieron haberse aparecido en estos momentos mexicanos, en esta época que requería mejor expertise y mayor decoro y dignidad.

Hemos visto cómo entre el odio y el miedo que los consume, se desvanecen las agarraderas de la voluntad de los que mandan, sólo para ordenar insensateces y venganzas que han demolido el tejido social, las bases de la convivencia pacífica de los mexicanos y la esperanza en un mejor futuro.

Hacen pedazos la dignidad y la credibilidad de toda la Nación

Cómo empoderan virreyes regionales para consumar todos los atracos, y después los sacrifican para salvar la libertad propia, cómo adquieren cadenas de tiendas departamentales para montarse sobre inflaciones, devaluaciones y el hambre del pueblo, subiendo los precios a contentillo, utilizando el poder presidencial omnímodo.

Cómo hacen pedazos la dignidad y la credibilidad de la Nación para satisfacer los apetitos del insaciable ego, apoderado de los instintos esenciales de un loco de atar, un pobre sujeto en manos de la riqueza, el boato y el capricho de los y las favoritas ocasionales del tinglado chusco y circense.

Cómo de un sujeto febril y disminuido dependen todos los hilos y las oportunidades de una Nación que lucha cotidianamente contra la miseria y el hambre casi eternizadas. Cómo hacen cera y pabilo todos los argumentos, los raciocinios y los corajes para evadir el hoyo mortal del sistemita.

Y queremos vivir bajo el yugo de un presidencialismo embrutecido

Y todo esto no se acaba. Los mexicanos insistimos en querer vivir bajo el yugo de un presidencialismo embrutecido, seguir eligiendo a los asesinos de la Patria en solitario, sólo con el consejo inoportuno de los validos, muchas veces más ruines que el portador de ese harapo desprestigiado que es la dichosa banda presidencial.

A pesar de todo lo que nos han hecho, nos falta todavía ver los siguientes pasos en el cotarro confinado: que el presidentito en busca de los puntitos salvíficos de las encuestas amañadas ordene desaparecer todos los puestos de la PGR echándole la culpa de la devastación, cuando él se benefició de sus obediencias y de sus lacayos. Pueden creer que ya con eso, chingarían.

O a lo mejor, ordenar un debate y un reality show entre los consortes a modo del aparato: Juana Cuevas y Felipe Calderón, que después de lucir sus palmitos en cualquier plató, hagan un recorrido con guaruras por los mercados, para presumir que conocen el costo de los huevos y frijoles, del chayote y la ensalada.

Al costo que sea, aplastar a quien impide que Meade remonte

Todo puede ser. No hay límite para abusar de la paciencia. Se busca permanecer, seguir robando hasta la saciedad, asesinar hasta la inconsciencia y el exabrupto, complicitarse hasta la médula con los maleantes para agigantar peculios personales, para salvar sus economías de los desastres que vendrán.

Todo se vale. Hasta que se incineren de mentiritas en la plaza pública, gritando desaforados que todavía son los salvadores de la Patria, mientras preparan el fraude gigantesco y la represión monumental que legitimará el triunfo electoral de su pringao, más golpeado que un payaso de feria bufa en cuanto lugar le montan la carpa.

O de plano desaparecer al segundo lugar malquerido, odiado por las primeras damas que se sintieron ofendidas por la sola mención de los trastupijes de la Casa Blanca de Las Lomas, lastimando su pobre reputación y sus pasados. Al costo que sea, aplastar al que impide que el pringado remonte. Aunque esto sea el natural desenlace de sus atropellos.

Hasta el yernito Kushner le sacó al bulto de apoyar al priísta

Hacer que triunfe aquél que pueda comprometerse a encubrir los despojos y arbitrariedades. Una misión imposible. Saben que ninguna opinión pública apoyaría al que se aventara tamaño trompo a la uña. Cualquier electo bajo esa sospecha no duraría ni dos meses con credibilidad en el poder tan despreciado por la inmensa mayoría.

Entonces, ¿qué hacer? Si hasta el yernito consentido del régimen de papel cuché le sacó al bulto de apoyar al pringado indeseable.

Están arrinconados en el callejón sin salida, en un laberinto de infamia y perdición, consentido por un régimen presidencial abusivo e inservible para todo efecto. Pa’ donde se hagan hay lagartos, dijera el sensible agorero de Tlacotalpan, Picho Seco.

Es urgente cambiar de régimen. No hay de otra.

¿Está usted listo?

Índice Flamígero: ¿Dónde está el INE? Probablemente en Babia. Y es que ya son tres las ocasiones que Enrique Peña Nieto –a través de discursos que otros escriben y el mal pronuncia– arremete en contra del candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pese a que él mismo se quejó de que las leyes electorales le impiden involucrarse en el proceso comicial. Si Lorencillo, el hijo del maestro Arnaldo, y sus paniaguados no le sacan, cuando menos, la tarjeta amarilla, estarán confirmando la parcialidad que todos sospechamos les caracteriza. + + +  Escribe don Rubén Mújica Vélez: ” Réplica de Midas y Caco en Los Pinos: Increíble la pleonaxia platónica del moribundo de Los Pinos. Ahora el SAT, que se ha convertido en la guillotina del pueblo, pretende imponer el ISR a todo ‘tarjetazo‘ crediticio con la de plástico. A cada compra a crédito tendremos que pagar ese impuesto. Sólo que es una deuda del acreditado con un banco, la que habrá de pagar después con los respectivos intereses. La suma acreditada no es un donativo, sino un compromiso con reciprocidad: el pago de la deuda, con los intereses bancarios. Y a esa cantidad de la que disfrutará perentoriamente el acreditado la Secretaria de Hacienda, vía el verdugo, el SAT, le aplicará impuestos que pueden ir al bolsillo de un agonizante, pero en pocos meses, los que restan a diciembre de 2018, sumarán miles de millones de pesos. ¿Qué dirán las cadenas comerciales que verán desbarrancarse sus ventas cuyo pago se realiza en 90% en ‘dinero de plástico’? Aún tendremos que soportar este otro gigantesco saqueo de un hijo de Minos que todo lo convertía en oro, con su tío Caco, que todo ese oro se embolsaba? + + + Hoy jueves, Luciano Pascoe, director general de adn40 –televisora con la que colaboro– recibirá un merecido reconocimiento en el XLVII Certamen Nacional e Internacional de Periodismo del Club de Periodistas de México por Innovación y Pluralidad en Información realizada en adn40. Esta televisora es parte de la reinvención propuesta por Benjamín Salinas, CEO de TV Azteca, que oferta un canal útil para el público las 24 horas del día, con información veraz, donde los analistas más reconocidos de México hablan de política, seguridad, el congreso o los partidos políticos con su perspectiva crítica y enfoque periodístico único en absoluta libertad de quienes estudian la vida nacional, analizan la coyuntura, sus orígenes y consecuencias para el futuro del país. adn40 se reforzó en abril de 2017 cuando Azteca Opinión, la barra de opinión de TV Azteca, que produce más 24 programas semanales con un formato dinámico e innovador, se unió a su señal aportando contenidos de calidad con una óptica plural, donde la audiencia mexicana gana. + + + También el programa radiofónico Estado de los Estados, que se transmite a través de Radio 620 –y en el que también participo–, recibirá un galardón que recibirán sus conductores Lilia Arellano, Abelardo Martín y Claudia Rodríguez. ¡Enhorabuena!

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

¡Comparte!

* * *