Inauditable el gasto de los legisladores

Héctor Miranda