Frustrado inicio de clases en la Nueva Jerusalén

Héctor Miranda