Migrantes centroamericanos cruzan hacia México en busca de llegar a los EU.

Entre pedradas y zancadillas

CDMX.- Decenas de centroamericanos cruzaron este lunes el río Suchiate y entraron a territorio mexicano, donde la Guardia Nacional intentó impedirles el paso.

Según agencias de noticias y medios locales, las fuerzas de seguridad emplearon gas pimienta hasta metieron zancadilla para detener a algún centroamericano. También hubo lanzamiento de piedras desde el lado de la caravana para hacer retroceder a la autoridad mexicana.

Algunos de los migrantes de la caravana -que salió de Honduras la semana pasada- lanzaron piedras a un contingente de la militarizada Guardia Nacional, narró un testigo de Reuters. Otros gritaban “queremos paz” mientras pedían evitar actos de violencia.

“Nosotros no nos venimos a quedar aquí, solo queremos pasar al otro lado”, dijo Ingrid, una migrante hondureña de 18 años, a la orilla del río Suchiate. “Yo no me quiero regresar a mi país porque allá no hay nada, sólo hay hambre”.

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México dijo en un comunicado que se impidió a los migrantes continuar su trayecto debido a que no existe el estatus migratorio de “tránsito” y que una vez que fueron informados de esta situación decidieron atravesar el río “sin considerar los riesgos que esto implica para menores de edad y grupos vulnerables”.

La autoridad migratoria señaló que los extranjeros que no acrediten su estancia serán trasladados a estaciones migratorias, y se evaluará su situación y eventual retorno a su país de origen.

Más temprano, la Organización No Gubernamental (ONG) Pueblo Sin Fronteras, que impulsó las primeras caravanas en 2018, dijo que la petición escrita de los migrantes para transitar por México les “fue negada”.

“La Guardia Nacional Mexicana: la verdadera patrulla fronteriza del gobierno de EEUU. Cazando migrantes centroamericanos que cruzan el Río Suchiate”, dijo la ONG en su cuenta de Twitter.

¡Comparte!

* * *