Ebrard no quiere que lo bese el diablo
Gordillo Morales reconoció que tiene mala fama en México y que, por lo mismo, debe cuidarse cuando habla sobre algún personaje político, más si es en tiempos electorales.
Gordillo Morales reconoció que tiene mala fama en México y que, por lo mismo, debe cuidarse cuando habla sobre algún personaje político, más si es en tiempos electorales.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Marcelo Ebrard, se deslindó de la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien declaró al periódico español El País que el gobernante capitalino era su favorito para la Presidencia de la República.

Entrevistado en la Secretaría de Gobernación, a donde asistió para mantener una reunión en materia de seguridad con gobernadores y el titular de la dependencia, José Francisco Blake Mora, Ebrard Casaubon enfatizó que su proyecto político, el cual definió como de izquierda, es distinto al de la dirigente vitalicia del magisterio.

“Yo soy un hombre que milita en la izquierda y claramente ella está en otra posición política, entonces yo no tengo pensado cambiar o variar mi postura política y yo tampoco he buscado al Partido Nueva Alianza (Panal), ni tengo pensado hacerlo, simplemente represento y soy parte de la izquierda mexicana y de ahí yo no me voy a mover, no pienso moverme de ahí”, comentó.

—¿Y si se suman a su proyecto el Panal o la profesora Elba Esther Gordillo? — le preguntaron al titular del GDF.

—Pues eso ya lo veremos, eso lo veremos en su oportunidad, hoy es muy prematuro —precisó Marcelo Ebrard.

La presidenta vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo, admitió en la entrevista con el rotativo español que tiene mala fama, por lo “que si digo que el candidato que más me gusta es Marcelo Ebrard, tal vez pueda estar perjudicando al señor”.

Gordillo Morales reconoció que tiene mala fama en México y que, por lo mismo, debe cuidarse cuando habla sobre algún personaje político, más si es en tiempos electorales.

“Que si digo que este país necesita ahora un gran pacto, y que el candidato que más me gusta es (el jefe de Gobierno del Distrito Federal) Marcelo Ebrard, tal vez pueda estar perjudicando al señor. Eso es duro. No soy cínica. Lo sé. Sé de mi mala fama… Pero, lo crean o no lo crean, mi causa es México.”

El pasado 3 de julio, Elba Esther Gordillo declaró que no se había decidido por algún aspirante presidencial para el próximo año.

Ebrard, por su lado, expuso el pasado 11 de julio que si se desea evitar el regreso del PRI a Los Pinos, “tenemos que armar una coalición muy amplia desde ahora. Intentar nosotros solos tener la mayoría se ve difícil”.

Revelaciones

En entrevista con el diario madrileño El País, la presidenta vitalicia del SNTE aseguró que México necesita un “gran pacto” social:

“Este país necesita ahora un gran pacto, y que el candidato que más me gusta es Marcelo Ebrard, tal vez pueda estar perjudicando al señor”, reconoció.

También reconoció tener mala fama, “no soy cínica, lo sé, sé de mi mala fama… Pero, lo crean o no lo crean, mi causa es México”, subrayó.

Una de los planteamientos que el diario español realizó fue respecto a que Andrés Manuel López Obrador declaró que Elba Esther cometió fraude electoral para que Felipe Calderón ganase en 2006.

En ese sentido, subrayó: “Miente. El señor miente. El señor perdió. No hay más. Miente. Lo único que puedo decir es que miente. Perdió. Perdió. Si el señor tiene pruebas, que las presente”, retó.

El PRD pide evitar “el beso del diablo”

Jesús Zambrano aclara que su partido sólo aceptaría el apoyo del magisterio, pero no el de la líder del SNTE

El PRD acepta el apoyo del magisterio para su candidatura presidencial pero sin su presidente vitalicia Elba Esther Gordillo, por considerar que representa al “viejo corporativismo que se busca combatir,” y que sería una “suerte de beso del diablo para Marcelo Ebrard”.

Así lo consideró Jesús Zambrano, líder nacional perredista, después que la líder magisterial mencionó a Marcelo Ebrard como uno de sus preferidos para la silla presidencial.

“No hay ningún pacto, ni acuerdo o plática por parte de liderazgos del PRD con el Partido Nueva Alianza o con la misma Elba Esther Gordillo”, para buscar una coalición hacia 2012, dijo Zambrano Grijalva.

Añadió que “entonces el apoyo o simpatía expresada por Elba Esther Gordillo hacia Marcelo, es una suerte de “beso del diablo”; pero debo decir que nosotros —con quien sea nuestro candidato— vamos a estar abiertos a recibir todos los respaldos de las fuerzas del país, en este caso, el magisterio; pero el que está comprometido con la necesidad de elevar la calidad educativa, con el desarrollo de nuestra niñez y de nuestros jóvenes, con causas democráticas en cuyo centro debe estar la superación de este retraso educativo brutal que tiene un responsable principal que es el caciquismo en el SNTE encabezado por Elba Esther Gordillo”.

Durante una visita de trabajo en el estado de Oaxaca, Zambrano expuso que con la declaración de Elba Esther Gordillo al diario El País, ella misma revelaba posiblemente alguna intencionalidad política porque dijo: “sé que con esto lo puedo perjudicar”.

¡Comparte!

* * *