Desafía el gentleman de la Lomas a la autoridad judicial

Héctor Miranda