De «carácter político» la alerta de Texas para springbreakers

Héctor Miranda