Ayer piloto de Mexicana, hoy albañil y taquero

Héctor Miranda