Alcanza la inflación su nivel más alto en cinco meses
La inflación anual de México se ubicó en un 3.55 por ciento hasta julio, contra el 3.28 por ciento registrado hasta junio, según el reporte mensual del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) difundido el martes.
La inflación anual de México se ubicó en un 3.55 por ciento hasta julio, contra el 3.28 por ciento registrado hasta junio, según el reporte mensual del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) difundido el martes.

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de agosto.- El peso retrocedía el martes un 0.24 por ciento, en su segunda jornada de descenso, ante temores de una recaída de la economía estadunidense que golpeaban con mayor severidad a activos muy líquidos como la moneda y la deuda locales.

El peso cotizaba en 12.3340 por dólar, con una pérdida de tres centavos, frente a los 12.3040 pesos del precio de referencia de Reuters del lunes.

Más temprano, el peso llegó a desplomarse un 3.60 por ciento a 12.7633 por dólar, en sus operaciones en el exterior.

En bancos se llegó a cotizar hasta en 12.60 pesos por dólar.

Aunque el agresivo movimiento del tipo de cambio hacía difícil establecer un parámetro para la operación, expertos creían que el rango de 12.25 a 12.80 podría enmarcar la mayor parte de los negocios de la jornada.

Los inversionistas esperan conocer más tarde la nueva perspectiva de la Reserva Federal sobre la economía de Estados Unidos, así como indicios sobre una eventual tercera ronda de alivio cuantitativo, conocido como QE por sus siglas en inglés.

“No creo que la Fed salga a hacer una cosa de esas (QE3) (..) La Fed se está quedando sin herramientas para hacerle frente a estas situaciones”, comentó Ramón Córdova, operador de cambios de Base Casa de Bolsa en la ciudad norteña de Monterrey.

Además, el euro se ofrecía en un precio máximo de 18.02 pesos, 26 centavos más respecto al término de la jornada cambiaria previa.

La inflación

Por si fuera poco, la inflación anualizada de México se aceleró en julio a su mayor nivel en cinco meses por una fuerte alza en los precios de algunas frutas y verduras, pero la variación no modifica el escenario de estabilidad de la tasa de interés clave durante un periodo largo.

La inflación anual de México se ubicó en un 3.55 por ciento hasta julio, contra el 3.28 por ciento registrado hasta junio, según el reporte mensual del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) difundido el martes.

La lectura de julio, la mayor desde el 3.57 por ciento de febrero, resultó igual a la esperada por analistas en un sondeo de Reuters , por lo que prevalece la expectativa de que la tasa referencial se mantendrá estable durante varios meses más.

“El reporte confirma nuestra visión de que dada la ausencia de presiones inflacionarias, el banco central dejaría intacta su tasa clave hasta el segundo trimestre de 2012”, dijo la firma 4Cast en una nota a sus clientes.

Desde mediados del 2009, el Banco de México (central) ha mantenido en un 4.50 por ciento la tasa de interés interbancaria a un día para impulsar la recuperación de la economía, que colapsó un 6.1 por ciento ese año.

Una mayoría de los analistas cree que el banco central podría modificar la tasa hasta el segundo trimestre del 2012, dado que los precios han crecido por factores volátiles y no estructurales.

En julio, el índice de precios al consumidor creció un 0.48 por ciento, casi en línea con el 0.47 por ciento esperado por el mercado, debido a fuertes aumentos en los volátiles precios de algunas frutas y verduras.

El subíndice de las frutas y verduras creció un 6.25 por ciento en julio contra el 1.79 por ciento visto en el mismo mes del año pasado, dijo el INEGI.

No obstante, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, fue del 0.22 por ciento en julio frente al mes anterior.

El mercado esperaba que el índice subyacente aumentara un 0.25 por ciento, de acuerdo con el sondeo de Reuters.

En la medición anual, el índice subyacente se ubicó en un 3.19 por ciento hasta julio, casi estable frente al 3.17 por ciento del mes previo.

El subíndice de mercancías creció apenas un 0.07 por ciento en julio, en un reflejo del debilitado consumo interno.

“Esto significa que la inflación está bien anclada y que el aumento en los precios de los alimentos puede ser compensado”, agregó 4Cast.

La economía mexicana crecería en el 2011 por segundo año sucesivo -en un 4.3 por ciento desde el 5.4 por ciento del 2010- aunque su sector interno sigue arrastrando secuelas de la profunda recesión del 2009, lo que ha mantenido a los precios relativamente estables.

El banco central, que el mes pasado cedió la batuta de medición de precios al INEGI pero conservó las decisiones de política monetaria, proyecta que la inflación oscilará entre el 3 y el 4 por ciento este año.

El oro repunta

El oro tocó este martes un récord de mil 778 dólares la onza en su mayor repunte de tres días desde la crisis financiera del 2008.

La escalada del oro tuvo lugar en paralelo con un derrumbe de las acciones ante los temores de los inversores sobre la amenaza que plantea la crisis de la deuda soberana para la economía global.

El metal precioso ha ganado 8 por ciento este mes, impulsado por los flujos de fondos que salen de las acciones, los bonos y las monedas, después de que Estados Unidos perdió su calificación crediticia máxima.

Los inversores han perdido confianza en la capacidad de los líderes europeos para contener la propagación de la crisis de la deuda, que ahora envolvió a Italia y España.

El oro al contado se negociaba a mil 759.29 dólares la onza a las 11:22 GMT, un alza de 2.6 por ciento en el día, tras marcar un récord de mil 778,30 dólares más temprano.

En los últimos tres días, el precio ha subido más de 7 por ciento, el mayor aumento en ese período desde noviembre de 2008.

“El mercado podría bajar desde este punto pero (en general) se dirige hacia arriba”, comentó el jefe de ventas de metales de ANZ, Peter Hillyard.

Reflejando la fiebre del oro, las tenencias del metal en los fondos cotizados en bolsa acumulan 12 días seguidos de incrementos, elevándose al máximo histórico cercano a las 70 millones de onzas, o 2 mil 177 toneladas, en base a datos del Consejo Mundial del Oro (WGC, por sus siglas en inglés).

¡Comparte!

* * *