Admite PRD su desastre en elecciones

Héctor Miranda