Una ola de huelgas desafía al gobierno de Evo Morales

Héctor Miranda