Trata Obama de calmar el temor económico

Héctor Miranda